Hechos clave:
  • En tres días, ingresaron 179.000 ETH más de los que salieron del staking.

  • Sin embargo, el saldo total sigue en rojo y se esperan muchos retiros a corto plazo.

Los validadores de Ethereum pueden retirar sus ethers (ETH) del staking de la red desde la activación de la actualización Shapella el 12 de abril. Al principio, esto causó una congestión de solicitudes de retiro, pero el escenario comienza a ser más positivo una semana más tarde.

Por primera vez, el 17 de abril se registró un saldo positivo de 68.000 ETH, gracias a que los depósitos fueron más que los retiros esa jornada. En esas 24 horas, entraron al staking 95.000 ETH, mientras que salieron poco más de 27.000 ETH.

Al día siguiente, el martes 18, la historia se repitió, con un saldo de 26.680 ETH (91.500 ETH depositados versus 64.830 ETH retirados).

La tríada de jornadas en verde se completó el miércoles 19, esta vez con un saldo positivo mucho mayor, de 84.550 ETH, según datos de token.unlocks. De acuerdo con el índice de precios de CriptoNoticias, la cifra es igual a USD 164,5 millones al momento de cierre de este artículo, con una cotización de USD 1.947 por cada ETH.

Las cifras parecen darles la razón a quienes decían que la habilitación de los retiros no llevaría a una fuga masiva de validadores, sino lo contrario. Al haber más libertad para entrar y salir (aunque con ciertas demoras), más usuarios se sienten confiados de depositar sus fondos en staking.

Como se ve en el gráfico a continuación, la mayoría de los retiros son “totales”. Es decir que corresponden a validadores que sacan sus 32 ETH y, por ende, dejan de validar transacciones y bloques en la red. El resto, son “retiros parciales” de validadores que extraen (los intereses generados) de su depósito original de 32 ETH.

Retiros de ethereum.
En amarillo, los retiros totales, y en naranja, los retiros parciales del staking de Ethereum. Fuente: token.unlocks</a.

Pese a lo ocurrido en estos últimos días, el saldo sigue siendo negativo si se tiene en cuenta la semana completa que ha pasado desde que se activó Shapella. En siete días, salieron de la red 1,36 millones de ETH, contra 690.690 que ingresaron. Eso deja un saldo negativo de 668.280 ETH. Además, todavía hay 706.000 ETH en espera para ser retirados.

Las quemas de ETH también se potenciaron

Como si las consecuencias de Shapella no fueran demasiado para “entretenerse”, las quemas de ETH también se incrementaron con fuerza en las últimas horas. El 19 de abril, las quemas duplicaron el promedio del mes de abril, con más de 7.450 ETH enviados “a la hoguera”.

Este aumento puede deberse a un hecho reportado en este periódico. Hablamos de la gran cantidad de pagos por comisiones que algunos robots de MEV (máximo valor extraíble) hacen para aprovechar el furor por las memecoins Pepe (PEPE) y Chad (CHAD) y ganar dinero reordenando transacciones en los bloques.

En los últimos siete días, se quemaron más de 29.000 ETH, según el sitio ultrasound.money. Esto equivale a más de USD 57 millones.

El mecanismo de la quema de comisiones se implementó en Ethereum en agosto de 2021. Con la aprobación de la propuesta de mejora de Ethereum EIP-1559, se determinó que todas las comisiones que se pagaban a los mineros (ahora, validadores) se destruyeran o quemaran. De este modo, solo se dejan las recompensas por bloque y las propinas como retribución por su trabajo. Todo con el objetivo de que la criptomoneda ETH sea un activo deflacionario a futuro.



Enlace fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *